Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Todo fue sin querer, queriendo… Durante un segmento de televisión, un presentador se convirtió de pronto en todo un maestro del karate.

Lo que realmente pasó es que expuso involuntariamente el fraude detrás de un supuesto experto en artes marciales. Lo mejor (o lo peor, según se quiera ver) es cómo el susodicho prosigue con su acto como si nada hubiera ocurrido. ¿Profesionalismo o total descaro? Una cosa es segura: no lo volverán a invitar a este programa.

Fuente: MIX

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo