Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1

Hay días en los que la pereza es tanta que realizar tus actividades diarias puede parecer una misión imposible. Tienes sueño, cansancio, nada te da ganas y tienes una actitud tremendamente apática.

Si como a muchos, esta sensación no te gusta en lo absoluto. Aquí te dejamos algunos consejos para vencer la pereza y ponerle actitud y energía a tu día.

Averigua el verdadero problema

Entender por qué te sientes así, te ayudará a encontrar una solución. Quizá al principio te cueste trabajo identificar el problema, para ello pregúntate por qué te sientes así.

Puede ser un tema de falta de sueño, de una alimentación deficiente, problemas de autoestima, problemas personales, presión social, falta de motivación, miedo, entre otros. Una vez que lo descubres, todo puede mejorar poco a poco.

Organízate

Quizá sí tengas ganas, pero lo que te falte sea organización. Muchas veces el desorden mental y físico provoca que te falten ganas de realizar tus actividades. Así que tómate algunos minutos para organizarte.

Haz una lista de tareas y cúmplelas

Necesitas visualizar exactamente lo que quieres lograr, así que una lista de actividades te puede ayudar a lograrlo, pero es muy importante que cumplas esa lista, así que trata de no hacer una lista larga y poco probable de realizar. Poco a poco.

Tómate un tiempo para ti

Arreglarte bien también es una excelente forma de quitarte la pereza. Aunque no lo creas, estar en pijama no ayuda mucho para quitarte la pereza. Así que date una ducha, arréglate y entonces pon manos a la obra.

Aprovecha tu tiempo y ten rutinas

Quizá tengas demasiado tiempo libre y eso no te permite llevar una rutina, eso fomentará que no te actives y la pereza te ataque. Así que lo mejor es tener rutinas para activarte, tener algo qué hacer te hace moverte y activarte.

Prémiate

Cuando consigas realizar todas las tareas pendientes o tu lista de actividades, no te olvides darte un pequeño gustito, será la motivación que necesitas para comenzar de nuevo una nueva jornada activa y productiva.

Delega tareas

No te satures con demasiadas actividades, si puedes delegar tareas para llegar a tus objetivos, hazlo, es importante pedir ayuda cuando la necesites.

No postergues

Si te toma poco tiempo, hazlo inmediatamente, esto hará que vayas quitando pendientes poco a poco y no te sientas tan saturado de ellas. Además, te activará y te mantendrá productivo.

Vigila tu diálogo interno

Es el peor, ya que algunos pensamientos provocan comportamientos perezosos. Como “No sirvo para nada”, “no soy buen o para tal cosa”, “nadie me va a hacer caso”.

Cada vez que tengas pensamientos que te limiten a empezar tus actividades, contrólalos buscando razones para descalificarlos. Tú eres tu propio motivación.

Así que es importante pensar los beneficios, concéntrate en todo lo bueno que puedes obtener si te activas.

Haz ejercicio y come saludable

Otra razón por la que llegas a sentir pereza es por cansancio, falta de sueño o una alimentación deficiente, así que lo mejor para combatirla es llevar un estilo de vida mucho más saludable.

Comienza

Puede parecer muy obvio, pero es importante empezar, así te darás cuenta que las actividades no son tan difíciles y que puedes lograrlas en el menor tiempo posible. Además, nada mejor que activarte que comenzar a activarte.

Cuéntanos, ¿qué haces tú para vencer la pereza?

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1