Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Una de las etapas más hermosas por la que puede pasar una mujer es por el periodo del embarazo; esa temporada en donde tú y tu bebé son realmente uno, que se alimentan y crecen gracias a las mismas experiencias.

Luego del periodo de gestación, viene el parto y la crianza, allí la experiencia es todavía más gratificante y enriquecedora.

Pero también guarda consigo una problemática, el peso acumulado durante el embarazo. Si no estás podido deshacer de esos kilitos de más por falta de dinero, no te preocupes, en Nutrición Sin Más encontrarás métodos eficaces que te ayudarán a adelgazar sin gastar nada.

Acumular peso durante el embarazo es la cosa más normal del mundo, ya que de esa forma el organismo almacena grasa para poder cubrir las necesidades nutricionales propias y las del bebé. Por esta razón no deberías sentirte mal por no estar en tu peso ideal; disfrútalo, y una vez preparada, comienza a adoptar un estilo de vida que te ayude a eliminarlo.

Debido a los cambios hormonales que atraviesa el cuerpo fémina durante y después del embarazo, resulta pertinente armarse de paciencia si lo que se quiere es volver al peso ideal. No es recomendable apresurar los procesos de estabilización naturales del cuerpo en pro de alcanzar la figura deseada.

Como sabemos que bajo cualquier circunstancia el bajar de peso no es algo sencillo, en este artículo te revelaremos varios consejos que te ayudarás a perder el sobrepeso post embarazo. Al aplicar cada uno de los siguientes consejos al pie de la letra, te garantizas una evolución positiva hacia tu peso ideal de forma saludable para que tu cuerpo no sufra los estragos de las malas prácticas para bajar de peso.

1. Establece objetivos reales: Para conseguir bajar de peso de forma significativa, es importante que la mujer haya comenzado el embarazo sin un sobrepeso previo. Eso se debe a que el peso ganado durante el embarazo, sumado al sobrepeso existente hará más difícil la obtención de resultados muy ambiciosos.

Tomando en cuenta factores como ese, podrás establecer objetivos reales dentro de un tiempo determinado y no te frustrarás en el caso de que logres conseguirlos. Establece metas progresivas que sean alcanzables a corto o medio plazo para que notes una evolución constante y eso te sirva de motivación para continuar.

2. Respeta la cuarentena: Los estándares de belleza auspiciados por las celebridades han puesto de moda métodos para adelgazar después del embarazo que son poco saludables o realistas. Esas mujeres suelen bajar de peso drásticamente en el primer trimestre post embarazo, y eso no está nada bien.

Las mujeres deben respetar seriamente la cuarentena, ese periodo de tiempo en el cual el organismo vuelve a sus parámetros normales y está listo para emprender nuevas actividades. Para perder esos kilitos de más no hay prisa, lo ideal es que comiences con el proceso unos 6 o 9 meses después de dar a luz. Esto para avocar todo tu tiempo al bebé durante los primeros meses.

3. Dile no a las dietas restrictivas: Comenzar a hacer dietas donde te restrinjas alimentos no es el primer paso en la dirección correcta hacia una pérdida de peso saludable. De hecho, la idea es comer más y mejor. Muchos nutriólogos recomiendan a las mujeres embarazas ingerir al menos 5 comidas diarias.

Cada una de ella con ciertas especificaciones que te permitirán absorber la mayor cantidad de nutrientes para brindarle una buena alimentación, a través de la lactancia, a tu bebé. Es importante también no saltarse ninguna de las comidas para que el metabolismo se mantenga en marcha; asimismo, beber 2 litros de agua diarios es igual de importante.

4. Amamanta: Si te preocupa que lo recomendable no es comenzar de inmediato con los procesos para adelgazar después de dar a luz, no lo hagas. El amamantado te ayudará a perder peso sin mucho esfuerzo. Por cada sesión en la que alimentes a tu bebé, estarás perdiendo unas 500 o 600 calorías, por lo que el riesgo de seguir aumentando de peso se disminuye.

5. Haz ejercicio, duerme bien: En este último punto te brindamos dos consejos igual de importantes para conseguir tus objetivos, el ejercicio y el descanso. La actividad

física debe comenzar suave y luego ir aumentando la intensidad progresivamente; enfócala en cardio para quemar más calorías, y ejercicios que fortalezcan la zona pélvica.

En cuanto al dormir, puede que sea un desafío con un recién nacido, pero si logras hacerlo de forma corrida por unas 8 horas, reservarás mejor la energía y no tendrás las ansias de consumir más alimentos de los debidos durante el día.

via GIPHY

Fuente: Gananci.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo