Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
277

Existen diferentes tipos de viajes: de negocios, de placer, los que compartimos en pareja, con familiares, con nuestros mejores amigos, o cuando tomamos la decisión de arriesgarnos y “viajar solos”.

Qué maravilla resulta poder recorrer el mundo, conocer diferentes destinos, ciudades, países, viajar en diferentes medios de transporte, desde una bicicleta, autobús, auto, avión, tren, crucero, estar en contacto con la naturaleza y sus grandes bellezas, conocer distintas culturas a través de su gente, su tradición, su lengua, su comida.

Comadritas, compadritos, durante nuestro recorrido podemos conocer personas, compartir experiencias que no imaginamos, disfrutar plenamente de los paisajes, de todo lo que vamos conociendo, sentir el verdadero placer de emprender un viaje.

Existe una frase “El que regresa de un viaje, no es el mismo que el que se fue”

Algún día dejaremos este mundo y lo único que nos lleváremos, serán nuestras experiencias de vida, las imágenes que logramos captar con nuestros ojos quedarán guardadas para siempre en la memoria de nuestro corazón.

Sabían que viajar alimenta el alma y también nuestro espíritu. Para muchas personas el viajar les brinda felicidad, les resulta apasionante recorrer el mundo, conocer y adentrarse en nuevos escenarios.

Algunas personas no viajan porque no tienen compañía, porque no se empatan sus tiempos con los de otras personas, creen que es aburrido viajar solo, y lo que resulta peor, no les gusta invertir su dinero en un viaje que les podría cambiar la ruta de su vida.

Raza podemos comenzar a viajar, sin gastar mucho, sólo nos falta tomar la decisión de querer conocer más allá de lo habitual.

Dentro de nuestro país existen infinidad de lugares cerca de la Ciudad de México, los cuales pudiéramos disfrutar, conocer y recorrer en un mismo día, sin necesidad de gastar en hospedaje, simple y sencillamente nos serviría para salir de la rutina, relajarnos, respirar otros aires y conocer nuestro hermoso país.

De igual manera si planeamos nuestras vacaciones con tiempo y destinamos cierta cantidad de dinero para poder salir, podríamos abordar quizá un avión, escoger un destino turístico, quizá un lugar con playa, tomarnos unos 3, 4 días consentirnos, cargar pila y regresar descansados listos para continuar trabajando.

No toda en la vida es trabajar, también debemos relajarnos, consentirnos y cuestionarnos que nos gustaría conocer, qué nos llama la atención para visitar, hacia dónde podemos ir, comenzar a planear qué destino nos gustaría tomar.

El viajar nos hace más empáticos, nos permite tener tema de conversación, compartir nuestras experiencias, al mismo tiempo recomendar los lugares que vamos conociendo, nos hace más independientes y al mismo tiempo nos brinda una responsabilidad de nosotros mismos.

Tenemos que darnos tiempo para viajar, para conocer y disfrutar nuevos destinos, les aseguro que poco a poco querrán conocer y conocer más y más lugares, nuevas ciudades, invertirán su dinero en viajes.

Ya sea que viajen solos o acompañados a su regreso ya no serán los mismos que se fueron, llegarán más relajados, encantados, fascinados por la experiencia vivida, saborearan el verdadero placer de viajar por la vida.

Familia disfrutemos el propio viaje de nuestra existencia, dejemos que la vida nos sorprenda, arriesguémonos a tomar rutas distintas que nos lleven a conocer nuevos lugares que no imaginábamos y que podrían cambiar nuestra perspectiva de vida.

Mente, cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a su vida!!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:andycornejo54@gmail.com 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
277