Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
787

Todo aquello que no se ve pero tenemos la certeza y confianza que se realizará le llamaremos “Fe”.

Expresiones como “Ten fe, todo saldrá bien” son usadas comúnmente para apoyar o tranquilizar a quienes enfrentan problemas difíciles o situaciones angustiantes.

Cuando confiamos y tenemos la certeza que todo marchará muy bien, en ese instante estamos depositando y al mismo tiempo fortaleciendo nuestra fe en algo externo a nosotros.

Comadritas, compadritas, somos un país, un pueblo lleno de fe y esperanza, como sociedad a nivel internacional somos reconocidos por creer en nuestra gente, hemos salido adelante en desgracias naturales, sismos, inundaciones, tenemos fe en nuestra selección de futbol cuando juega contra países de primer mundo, somos un pueblo que se alimenta de creer y tener fe en su morena, la “Guadalupana”.

 

Sin embargo, en la actualidad también hemos perdido poco a poco la fe en nuestro gobierno, en nuestros mandatarios, en la mayoría de las instituciones, eso nos mantiene en una vibración baja, nos saca del consenso de unidad, de armonía y de equilibrio como nación.

La fe representa la esperanza y el amor que se ponen a prueba, que se entregan a alguien o a algo en específico, sin embargo las dificultades que nos suceden en nuestra vida a veces pueden convertirse en la causa para que poco a poco se vaya rompiendo la relación de nosotros con lo divino, lo que no se ve, sólo se siente.

A veces somos víctimas del miedo, de la duda, de la inseguridad. Y en nuestra mente se asoman pensamientos negativos como “No puedo” “no quiero” “No confío” “Ya no les creo” “Hasta ver, no creer”.

Y esto nos debilita la fe, nos roba las fuerzas y nos quita la paz.

Familia es de suma importancia alimentar todos los días la fe principalmente en nosotros mismos, agradecer a lo divino, al universo, a Dios todo lo que nos brinda cada vez que alimentamos nuestra fe, así reforzamos nuestras creencias y nos permitimos creer en todo aquello que no se ve, pero que se manifiesta de forma inexplicable.

Más allá de una fe colectiva, sus creencias y estilo de vida particular, cada uno tenemos la libertad de escoger en qué creer, en quien confiar, por quién votar a quién apoyar y qué esperar.

La fe puede llegar a convertirse en algo sumamente sorprendente, la fe es eso que se manifiesta cuando tú depositas tu confianza en algo o alguien que quizá no se manifiesta, pero con lo cual tienes una conexión, un diálogo interno, todo esto va más allá de lo que se puede mirar.

Tener verdadera fe es creer en lo que no se puede ver, es mantener la calma y la confianza cuando las cosas no marchan bien, es mantenerte firme aunque otros deserten, es lo contrario al temor, el miedo a la incertidumbre.

Raza debemos de confiar en nosotros mismos, fortalecer esa parte divina, esa conexión con nuestro ser superior, orar, meditar, dedicarle unos minutos todos los días a nuestra alma.

¡Porque creer que todo es posible representa la más fiel devoción de fe entre lo humano y lo divino!

Mente, cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a su vida!!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:[email protected] 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
787