Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
4

Cuando estamos en la intimidad comadrita nuestro cuerpo experimenta muchas sensaciones y reacciones: las pupilas se dilatan, la temperatura se eleva, los pezones se endurecen, los músculos se contraen y nos dan ganas de orinar… ¡Nooo!

Pero, ¿por qué nos dan ganas de hacer pipí cuando la estamos pasando muy bien?

Aunque no lo creas es una reacción muy común que nos pasa a todas las mujeres y la explicación precisa es que tu pareja a encontrado tu punto G y lo está estimulando, ¿en verdad? ¡Siiiiii!

Por lo tanto esta sensación nos anuncia que estás a punto de tener una eyaculación femenina, la cual viene acompañada de un delicioso orgasmo.

La intensidad de querer orinar va a depender de la posición que estés practicando y si tu punto G esta siendo estimulado por penetración o de alguna otra forma.

¿Ahora ya no le tienes tanto miedo?

¡La eyaculación femenina también existe!

Como lo estás leyendo y gracias a que podemos tener una eyaculación, es que también logramos experimentar el placer con un squirt.

¿Y qué es el dichoso squirt? Es la expulsión en chorro de líquido eyaculatorio en las mujeres.

Este fluido es producido por las Glándulas de Skene en la próstata femenina, mejor conocida como Punto G.

Su tamaño varía en cada mujer y estas se encuentran próximas al clítoris y la abertura de la uretra.

Interesante, ¿no?

Pero, ¿cómo lograrlo?

  • Para empezar debes relajarte y comenzar una pre excitación con besos y caricias a través de juegos.

  • No olvides que la imaginación ayuda mucho.

  • Estimula el clítoris con movimientos circulares, presión y ve aumentando la velocidad hasta donde más te guste.

  • Atrévete a más y estimula la zona G que está ubicada en dirección hacia el clítoris.

  • Mueve la pelvis al frente y atrás, ayudará a contraer los músculos.

Recuerda que para disfrutar esta experiencia puedes hacer sola o acompañada.

¿Te animas a experimentar algo diferente?

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
4