Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
50

El miedo a perder la imagen falsa crea mucha tensión y angustia en las personas que se la pasan mintiendo.

Familia el que miente necesita decir cosas que no son ciertas para dar una imagen diferente de la que realmente tiene. No está conforme consigo mismo, se oculta tras una máscara o disfraz inconsistente.

En la mayoría de los casos, la inseguridad y desconfianza por pertenecer a un grupo o simplemente ser aceptado por alguien nos hace mentir y muchas veces terminamos actuando como lo hacía aquel personaje llamado “PINOCHO”

Se imaginan si realmente “Pinocho” fuera real, de qué tamaño estaría la nariz de cada uno de nosotros…

Saben, una mentira es el comienzo de una gran cadena de mentiras infinitas que hace que el mentiroso produzca en los demás una imagen de personalidad falsa.

Así poco a poco el que miente se comienza a creer su propia historia llena de mentiras, no es sincero consigo mismo y sólo muestra aquella verdad que él mismo se imagina o maquila en su mente.

Comadritas, compadritos, mostrarnos realmente como somos es el mejor camino para ser aceptados por los demás, no es necesario mentir sobre nuestros talentos, virtudes, sobre nuestra personalidad, lo mejor es saber que tenemos y de que carecemos.

Si nos pasamos la vida mintiendo sobre lo que realmente no somos o lo que vivimos en el día, día, lo único que vamos a lograr al paso del tiempo es creernos que todo lo que contamos es cierto y así vamos perdiendo poco a poco nuestra propia identidad.

Lo mejor que puede pasarnos, es ser realmente auténticos, tal cual somos y con eso no lastimamos a nadie con nuestras mentiras y además tenemos nuestra conciencia tranquila de saber que somos nosotros mismos y que además las personas que están a nuestro lado, nos quieren y nos valoran realmente por lo que somos.

No es necesario mentir para agradar a los demás o para obtener algo a cambio de alguien, sino simplemente, es el ser capaz de mostrarse a todos tal cuál eres.

De esa manera en lugar de mentir te estarás aceptando tal cuál eres y eso a lo largo te beneficiará, porque no habrá necesidad de mentir, de aparentar algo que no tienes y que pretendes cubrir o adornar con mentiras, con ideas falsas de lo que no eres.

Lo más importante es que nos aceptemos tal cual somos, sin mentiras, sin mascarás, si nosotros mismos estamos conscientes de lo que somos y el valor que tenemos, no necesitamos ni aprobación, ni vivir en un mundo irreal a nuestra propia verdad.

Así podemos relacionarnos con todas las personas de una forma más saludable, sin mentiras. Tanto con nuestra familia, amigos, pareja, compañeros de trabajo o cualquier persona con la que convivimos a lo largo de nuestra vida.

Raza cada uno de nosotros es libre de elegir que quiere para su vida, vivir de mentiras o simplemente disfrutar de la compañía de las personas sin necesidad de recurrir al engaño,

Vivamos siendo reales, auténticos, únicos, sin poses, dejemos que nuestra verdadera esencia aparezca, no utilicemos mentiras, mejor empecemos siendo sinceros con nosotros mismos para poder vivir en plenitud y en congruencia con nuestro propio estilo de vida.

Sin mentiras, sin copias, siendo naturales y expresando cada uno nuestra verdadera esencia divina.

Mente, cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a tu vida!!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:andycornejo54@gmail.com 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
50