El valor de los pequeños detalles

Los pequeños detalles poco a poco logran convertirnos en coleccionista de momentos emocionales. Estar al pendiente de las personas que apreciamos, es una hermosa forma de demostrarles lo importante que son para nosotros.

A todos nos gusta sentirnos valorados y queridos, familia, porque no agradecer a las personas que nos sostienen, nos cuidan, nos apoyan, nos acompañan a lo largo de nuestra vida…

Una simple sonrisa, una mirada sincera, una caricia, una sorpresa de la nada sorprenden a cualquiera y marcan la diferencia…

Manifestar nuestra gratitud a través de pequeños detalles, nos enriquece el alma y hace que mostremos bondad hacia las personas que apreciamos y que son importantes para nosotros.

A través de pequeños detalles vamos conectándonos con las personas de nuestro alrededor, les expresamos el afecto que sentimos hacia ellos, demostramos confianza y apertura para construir una relación de empatía.

 

Compadrito, cada cuándo tienes algún pequeño detalle con la gente con la que más convives, te consideras una persona detallista, alguien que se preocupa por las emociones y sentimientos de los que amas.

Los detalles recibidos no equivalen a la cantidad de cariño, aprecio o amor que alguien siente por nosotros, pero cuando alguien tiene atenciones especiales, te dedica parte de su tiempo y procura ciertas cosas que sabe que son importantes para ti, agradeces que haya pensado en ti y te sientes apreciado por esa persona.

Tenemos la idea errónea que a los hombres no les gustan los pequeños detalles, sin embargo, ellos también sienten y una palabra, un abrazo inesperado los sorprende gratamente porque son simples gestos que a cualquier ser humano le cambian la vibración y hacen que irradiemos amor y felicidad a nuestro alrededor.

 

Comadrita, qué tanta atención y cuidado le pones a tus relaciones personales, te consideras detallista, cuidas esas pequeñas cosas que logran poco a poco marcar diferencia con alguien más.

El cariño se logra demostrándolo con actos de bondad, amor y preocupación por todas aquellas personas que representa algo significativo en nuestra vida.

Los pequeños detalles cotidianos son los que construyen grandes lazos emocionales entre las personas.

 

Raza, para que nuestros vínculos sean duraderos y satisfactorios, nuestra relación de pareja, una amistad, la convivencia familiar, es necesario cuidar los pequeños detalles, porque es ahí, donde emana nuestra verdadera esencia.

Las relaciones más satisfactorias y felices son aquellas donde cada día renovamos vínculos, no se necesitan regalos, sencillamente reciprocidad, una simple mirada, cariño, atención, y sobre todo tiempo para dedicarle a cada una de las personas que hacen nuestra vida más feliz y plena.

Un simple ¿Cómo has estado? ¿Vendrás a casa? ¡Me haces muy feliz! ¡Haces mis días diferentes! De parte de las personas que apreciamos, estimamos o amamos, son pequeños detalles que siempre nos motivarán y alegrarán de manera especial nuestros días.

Mente, cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a su vida!!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:[email protected]

- Publicidad -

No te pierdas:

Grupo Palomo y Flor Yvone celebran 18 años de su éxito “No Me Conoces Aún”

La agrupación de música norteña y la cantautora conmemoran aniversarios propios y la canción que los consolidó. · El tema encabezó la lista del Top...

Los cambios en nuestra vida…

Los cambios de etapas en nuestra vida, representan nuevas oportunidades, sin embargo, el cambiar de situación o salir de la zona de confort nos...

El legado musical de Celso Piña

Cantante, arreglista, compositor y acordeonista mexicano, 'El rebelde del acordeón' se despide hoy de nosotros a la edad de 66 años, pero nos deja...
- Publicidad -