Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
113

Estar constantemente en situaciones sociales, laborales y hasta familiares, puede resultarnos agotador.

A veces es necesario para nuestra mente y cuerpo descansar por unos momentos…

Quizá para algunas personas la soledad es sinónimo de aburrimiento, tristeza, depresión, sin embargo no siempre es así.

La soledad, nos ayuda a conocernos mejor…

Comadritas, compadritos, aprender a convivir con nosotros mismos, nos permite reflexionar con calma y nos ayuda a bajarle al ritmo de vida que en ocasiones nos lleva al estrés.

La meditación es parte de los beneficios que nos brinda la soledad, nos proporciona mayor conciencia y creatividad, aumenta nuestro consiente intelectual, estimula nuestro sistema inmunológico.

Familia un buen momento para meditar puede ser al despertar o antes de acostarnos, aunque es una práctica que se puede realizar a cualquier hora del día.

Escaparse aunque sea un día a un lugar apartado, alejarse del bullicio artificial y buscar el sonido natural, permite que nuestra mente se escuche a sí misma, sin ninguna interferencia.

No se trata de eludir a los demás, sino de darse un poco de tiempo para consentirse, para estar en intimidad, haciendo una evaluación de nuestros sentimientos, pensamientos, deseos y anhelos.

Cuando nos encontramos solos nuestra creatividad se desarrolla, es el momento idóneo para poder dedicarnos a las cosas que disfrutamos hacer, descubrir fortalezas que desconocíamos, mejorar actitudes y descubrir nuevos talentos.

Resultan satisfactorios los beneficios que trae consigo saber disfrutar de la soledad, después de algún tipo de relación sentimental fallida. Aunque parezca increíble, comienzas a conocerte mejor, aprendes a estar solo, reafirmas tu seguridad e independencia.

Podemos realizar actividades que sean de nuestro agrado y que en compañía no disfrutamos de igual manera.

El autoconocimiento nos permite comprender mejor a los demás, mejorar nuestras relaciones personales, respetar y tolerar a nuestros semejantes, nos vuelve seres más empáticos.

En la soledad renace la curiosidad por lo desconocido, la ansia de libertad, resulta una reflexión creativa que muchas veces en la cotidianidad dejamos en el olvido.

Raza los momentos de soledad refuerzan nuestro ser interior y espíritu, nos llenan de plenitud y renuevan nuestra salud emocional.

Lo más importante es siempre buscar el punto medio entre soledad y sociedad, aislamiento reflexivo, evolutivo, para después lograr crear vínculos de amor, respeto y convivencia sana con las personas.

Mente, cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a su vida!!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:andycornejo54@gmail.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
113